✯ ✰ La oficina del futuro ✯ ✰ ¿ Se parece a tu hogar ? Un no tan nuevo Concepto
(0 votos)

La oficina del futuro: ¿ Se parece a tu hogar ? Un no tan nuevo Concepto Destacado

oficina-casa-empresas.png

 

¿La oficina del futuro se parece más a tu hogar?

oficna-hogar.jpg

Nos gusta hacer nuestros espacios propios. Ahora, muchos de nosotros estamos trabajando desde casa, nuestro espacio de trabajo es nuestro propio espacio. Esto puede ser bueno y malo en igual medida, pero hay algo positivo primordial: probablemente te guste la silla en la que estás sentado, el escritorio en el que estás trabajando y la lunchera tiene justo lo que quieres para almorzar.

Y nos estamos acostumbrando. ¿Qué pasará cuando todos volvamos a la oficina ( o casi todos )?

 

El tiempo que pasamos trabajando desde casa nos hace más individuales en la forma en que trabajamos y lo que queremos, no solo de nuestro entorno, sino también de nuestro trabajo, nuestros colegas etc. La oficina moderna, a pesar de todas sus áreas de descanso y salas de reuniones enclaustradas, a menudo no se trata del individuo. Las oficinas de planta abierta están diseñadas específicamente para ser comunales. Algunos clasifican las prioridades corporativas sobre las preferencias de los empleados, sin plantas en macetas, sin imágenes en los escritorios, para crear un ambiente homogéneo.

 

¿Su empleador sabe qué es lo mejor para usted?

La disparidad entre lo que los trabajadores quieren y lo que los responsables piensan que deberían tener no es nada nuevo. En 1923, Henry Fruges, un industrial francés, encargó al padre del modernismo, Le Corbusier, que diseñara oficinas-viviendas para sus empleados. Fruges se había enamorado del estilo del arquitecto, todos los bloques con colores vivos, ángulos rectos y grandes ventanas. Desafortunadamente, no le preguntó a las personas que iban a vivir allí si también les gustaba el modernismo.

Le_Corbusier_1964.jpg

Le Corbusier 1964

No, no les gustó y como los empleados eran libres en sus viviendas-oficinas de planos abiertos, personalizaron los edificios con detalles que recordaban lo que los hizo sentir como en casa. Detalles de aldeas rurales,  como techos de tejas y pequeñas ventanas. Comenzaron a aparecer en los edificios limpios y nítidos de Corbusier. Dado que eran un lienzo en blanco de una obra maestra modernista, sus habitantes se volvieron creativos.

Del mismo modo, el modernismo fue una reacción genial al gran drama de los adornos del siglo XIX, la oficina moderna de planta abierta fue una reacción justificable a las terribles granjas de cubículos de los años 70 y 80. Henry Fruges estaba destinado a promover la productividad y la colaboración, pero se trataba de ahorrar dinero y maximizar el personal.


 

Un plan abierto necesita una mente abierta

En estos días, el plan abierto no significa necesariamente una mejor productividad y más colaboración. En The Truth About Open Plan Offices, Ethan Bernstein y Ben Waber relatan cómo la compañía de administración de propiedades Mori descubrió que sus empleados en su sede de plan abierto no dejaban mucho el área de descanso de su equipo. La gente pasaba la mayor parte del tiempo hablando con sus compañeros de trabajo inmediatos.

La investigación separada de Bernstein sobre cómo las personas interactúan después de mudarse a oficinas de planta abierta concluyó que "la interacción cara a cara disminuyó significativamente (aproximadamente 70%) con un aumento asociado en la interacción electrónica". Los empleados dejaron de hablar y comenzaron a enviar correos electrónicos, exactamente lo contrario de lo que debería haber sucedido.

Hecho correctamente, las oficinas de planta abierta pueden ser excelentes y funcionar bien. En su encuesta World Best's Workplaces de 2018, Leesman descubrió que las oficinas más apreciadas y queridas por sus usuarios eran de plan abierto. Leesman concluye que “nuestra investigación continúa desafiando el concepto erróneo común de que un concepto más abierto sin oficinas privadas estará automáticamente desprovisto de opciones de privacidad visual y acústica para aquellos que a veces lo necesitan. Este escenario claramente no es el caso si la solución en el lugar de trabajo se considera adecuadamente y la solución está bien diseñada ”.

 


No existe la oficina perfecta.

Y como señalan Bernstein y Waber, no existe una "mejor arquitectura de espacio de trabajo físico o digital". En casa, las reuniones en persona son imposibles, por lo que el correo electrónico o Zoom o lo que sea que esté usando será un medio importante, probablemente primario, de comunicación.

Pero si el espacio de trabajo no está bien diseñado, como dice Leesman, la oficina se vuelve problemática para sus usuarios. Esto puede ser tan fundamental como la forma en que el edificio está posicionado en relación con el sol, de modo que se calienta cuando hace sol y permanece congelado cuando hace frío, lo que hace imposible que el aire acondicionado funcione correctamente. O tan aparentemente trivial como una perpetua falta de tenedores en la cocina.

El ruido también es un gran problema. Leesman también encontró una correlación directa entre los altos niveles de ruido de la oficina y la falta de productividad. De hecho, casi el 40% de los 400,000 trabajadores de oficina encuestados no estuvieron de acuerdo con que su oficina les permitiera "trabajar de manera productiva".

 


Como trabajar desde casa. Pero mejor.

Ahora todos hemos pasado más tiempo en casa, ¿es hora de combinar más de lo que hace que nuestros espacios personales sean acogedores y agradables con lo que hace que nuestras oficinas sean sociales y colaborativas? Eso requiere más que una chapa de salas de reuniones con nombres divertidos y grifos que hacen que el café distraiga la mala calidad del medio ambiente. Suele ocurrir que el empleado puede maravillarse de cómo la maquina de café puede hacer un capuchino, antes de darse cuenta de que el aire acondicionado no funciona correctamente y que no hay suficientes baños.

Hacia el final de su vida, Corbusier dijo: "Sabes, siempre es la vida la que esta en lo correcto y el arquitecto el que está equivocado". Esta no fue una declaración de fracaso, sino un reconocimiento de que la arquitectura no existe en el vacío. Nuestros espacios de trabajo tampoco existen en el vacío: llegamos a la oficina desde nuestros hogares, donde estamos rodeados de las cosas que nos gustan.

A menudo se dice que un buen hotel debería ser como su hogar, pero mejor. Quizás la definición de una buena oficina ahora debería ser como trabajar en casa, pero mejor.

Por lo tanto este no es el final de la oficina. Pero podría ser el final de la oficina tal como la conocemos.

 

 

Modificado por última vez en Jueves, 30 Julio 2020 14:37

Deja un comentario